top of page

1461 días como nómades


Aquí estamos contando días. Seguimos sumando kilómetros recorridos, acumulando experiencia, convirtiendo nuestro mapa mundi cada día.

Creíamos que con la pandemia habíamos sentido un cimbronazo en nuestras vidas y modo de vivirla, pero el universo nos tenía preparada una nueva sorpresa.

Desde aquel paraíso griego donde iniciamos este nuevo año a hoy, nos atravesó un tsunami.

Habíamos hecho escala en #Italia, donde acomodamos nuestras valijas. Podríamos decir que en cierto modo es nuestra base de operaciones. Partimos pensando en no regresar por un largo período.

Llegamos nuevamente a #París, una de las ciudades donde siempre es hermoso regresar y aprovechamos para recorrer el sur de #Francia, que era otro de los sitios pendientes, para luego ir hacia #Suiza, a pasar nuestras fiestas de navidad y año nuevo en medio de hermosos paisajes nevados.

En octubre del 2021 había iniciado con una serie de estudios médicos que nos hicieron brindar a fin de año, con un signo de interrogación. Estábamos a la espera de un estudio más.

Durante nuestros días en #España y #Portugal, hice el estudio y la respuesta no llegaba, se hacía desear hasta que, finalmente el 10 de marzo nos entregaron el sobre que tenía indicado 5Bb. Ahora nos tocaba enfrentarnos a una nueva enfermedad, el #cáncer de mama.


Mientras esperábamos esa respuesta decidimos continuar viajando, nutrirnos de cosas bellas y eso puedo decir que fue muy bueno para nuestra salud mental. Estábamos más fuertes. De nada sirve quedarse paralizado esperando un diagnóstico, hay que seguir. Siempre hay que seguir, pero la realidad fue que, al inicio, quedamos en shock, bloqueados mentalmente hasta que pudimos hacer el click y avanzar.

Sin ánimo de hablar aquí de todo lo vivido, ya que daría para otro post, estábamos en una montaña rusa de sentimientos, de temas desconocidos que tuvimos que aprender de la noche a la mañana. En ese período fue cuando más sentimos la ausencia física de los abrazos. Abrazos que se trasladaban virtualmente desde el otro lado del océano para empequeñecer el miedo. Muchas horas de llamadas y videollamadas. Muchas horas de caminatas por la orilla del mar, muchas horas de perder nuestra mirada en el horizonte, muchas horas de espera en pasillos de hospital, no muchas horas de llanto pero sí las necesarias para liberarnos. Por momentos perdimos la noción del tiempo y el espacio.

El 3 de mayo fue la #mastectomía.


A la operación siguió el tratamiento con quimioterapia. Qué gran desafío enfrentamos, pero para ello buscamos un refugio donde recargarnos, la bella isla de #Malta.



Esos días previos al inicio del tratamiento también fueron clave para nuestro cuerpo y mente; nutrirnos de naturaleza, reflexionar y en mi caso empoderarme rapándome antes de comenzar con la quimio.

Decidir cuándo y dónde cambiaría mi look. Recuerdo haber enviado la foto, recién salida de la peluquería, a todos mis amigos y familiares anoticiando el look 2022/2023, más de uno me dijo que estaba loca por haber cortado mi cabello anticipadamente. Sin embargo, cada uno de nuestros pasos lo pensamos buscando siempre qué es lo menos estresante para nosotros. Hoy disfruto de la decisión y lo volvería a hacer una y mil veces, además a Wal le encanta.

Desde el 29 de junio estoy en tratamiento. No es fácil, me requiere mucho en cuerpo, mente y alma pero encontré el modo para seguir adelante. Wal estoico a mi lado, juntos hacemos que esto sea posible.

Wal contrajo el #COVID luego de mi primera quimio, dicen que nada es casual. El en cuarentena y yo saliendo a ver los amaneceres y volviendo rápido a la casa, ocultándome del sol.

Ni la quimioterapia ni el COVID pudieron detenernos. En cuanto Wal se recuperó y yo subí los glóbulos blancos nuevamente estábamos con la valija en la mano rumbo a Milán, otra de las ciudades donde es lindo regresar.

Ajustamos nuestro modo de vida a la nueva realidad. Debía cuidarme del sol y las altas temperaturas en pleno verano europeo, pero conseguí caminar bajo una preciosa sombrilla vintage que me protegió de los rayos UV.

Nos levantamos al amanecer para aprovechar a recorrer los sitios y escapar de Febo. Eso nos lleva a dormir una siesta reparadora y tener una segunda mañana cada día.

Los días los construimos de a poco, no todos son iguales, dependemos mucho de cómo está mi cuerpo. Lo escucho, descanso y sigo.



Así, de un modo diferente, llegamos a nuestro cuarto aniversario en #Viena, un destino al que pensábamos venir cuando inició la pandemia y debimos cancelar. Hoy, qué mejor para nosotros que mirar hacia trás el camino recorrido y celebrar en la tierra de #Strauss y tantos otros músicos que pasaron por aquí. Con la música en nuestros oídos, brindamos con la esperanza de terminar pronto este tratamiento y continuar disfrutando a pleno.





¿Por dónde anduvimos este año? a veces contamos por ciudades y otras por países. Aquí, el resumen de nuestro recorrido Grecia, Italia, Francia, Suiza, España, Portugal, Malta y Austria





Sin dudas este no fue tampoco un año típico, pero deseamos fervientemente que el nuevo año nos dé un poco de respiro para seguir gastando la suela de nuestras zapatillas viviendo el aquí y ahora.






Comentários


Ancla 1
bottom of page